Un sitio sobre fenómenos asociados al sueño

La Parálisis del Sueño

¿Has sentido alguna vez que tu cuerpo se paraliza totalmente mientras estás en la cama? ¿Acompañada de una presencia maligna en tu habitación? Lo que experimentaste fue una parálisis del sueño, y una vez que la entiendas no tendrás nada que temer.

¿Qué es la parálisis del sueño?

Probablemente ha sido desesperante. No puedes moverte, sientes que hay una presencia, un monstruo o un fantasma o un alienígena, amenazando con atacarte mientras estás paralizado, sin poder mover ni un músculo en tu cama, y sin poder defenderte.

Lo primero que debes saber es que no has sido víctima de espíritus acosadores, ni monstruos, ni nada por el estilo. La parálisis del sueño es un proceso físico documentado conocida como la atonía REM.

Se trata de un mecanismo de defensa que activa el cerebro cuando duermes, para evitar que tu cuerpo físico se mueva con los movimientos de tus sueños. Imagina que tu cuerpo se moviera mientras saltas en un sueño… ¡terminarías en el suelo! La parálisis te protege de estos accidentes.

¿Por qué me pasa ahora?

De hecho, la parálisis del sueño ocurre todas las noches cuando te duermes, pero usualmente no estás consciente cuando eso pasa, por eso no te das cuenta. Si estuviste muy agitado durante el día, o estás particularmente atento durante la noche, puedes sentir la parálisis del sueño. También puede ocurrir luego de despertar de un sueño.

¿Y qué hay de los “espíritus”?

Las presencias o espíritus que algunas personas sienten se tratan de alucinaciones hipnagógicas, de las mismas que ocurren cuando estás tratando de dormirte normalmente.

El cerebro es como un director de cine: crea imágenes e historias durante la transición de la vigilia al sueño, y usualmente trata de engañarte haciéndolas lo más realistas posible. También toma en cuenta el contexto y los registros sensoriales del momento para decidir qué imágenes crear.

Si tu cuerpo está paralizado, ¿qué historia crees que puede contar el cerebro? Obviamente, una no muy agradable, donde tus miedos se manifiestan en una situación así.

¿Cómo afrontar la parálisis del sueño?

Frente a una parálisis del sueño consciente puedes hacer dos cosas:

1. Tratar de moverte. Puede parecer que tu cuerpo no se puede mover de ninguna forma, pero tus músculos no dejan de funcionar. Con el suficiente esfuerzo puedes zafarte de la parálisis y de inmediato volver a la normalidad. Con esto te libras de la parálisis y quedas despierto después de un buen susto, pero podrías ver la alternativa:

2. Dejarse llevar. Aunque es claramente una experiencia aterradora, si tienes el conocimiento de que es un fenómeno normal e inofensivo, puedes dejarte llevar y aceptar la parálisis. Trata de mantener la calma y mantenerte consciente mientras lo haces, y examina a tu alrededor. Si sientes presencias malignas o monstruos, analiza por qué tienes esos miedos y enfréntalos.

Cómo sacarle provecho a la parálisis del sueño

La parálisis del sueño es algo raro en la mayoría de las personas, pero en algunas es algo recurrente. El mejor consejo que te puedo dar si eres una de estas personas, es mantenerte consciente, mantener la calma y recordar que es producto de un proceso normal de tu cerebro.

En segunda instancia, ¡aprovecha la oportunidad y transfórmalo en un sueño lúcido!

Manteniéndote consciente, e ignorando cualquier posible presencia alrededor tuyo, trata de separarte de tu cuerpo dormido. Déjalo atrás y el cuerpo que estarás moviendo ahora será el del sueño.

Recuerda, en el sueño eres invencible. Usa este conocimiento para enfrentar a quien te aceche en la parálisis. En el sueño tú eres el amo, puedes crear armas para defenderte o puedes darte habilidades especiales. Ahora no tienes nada que temer. Vence a tu miedo y disfruta de tu sueño lúcido.

Comentarios